Necesitamos urgentemente construir la masa crítica y la voluntad política para el cambio social que es capaz de contener y luego revertir los efectos del cambio climático y la degradación ambiental. El futuro de la humanidad depende de ello.
Nuestra Fundación promueve normas legales, éticas y conductuales que buscan cambiar los valores, las acciones y las actitudes del gobierno, el sector privado, la sociedad civil y la gente en general para asegurar un futuro sostenible para la humanidad.
La educación de los jóvenes es una prioridad clave para nosotros. Inculcamos a niños y adultos una conciencia positiva sobre el medio ambiente y el sentido de responsabilidad sobre sus acciones, a fin de promover condiciones duraderas y seguras para que todas las personas puedan disfrutar de nuestro Planeta.
Cada una de nuestras actividades destaca el nexo crucial entre la seguridad, la pobreza y el medio ambiente, y facilita el diálogo para cambiar los comportamientos de todos los sectores de la sociedad.